14 diciembre 2016

RESERVA GRANDE: UNA REPARACIÓN HISTÓRICA Y UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Este jueves en el Paraje El Malá, distante a 12 kilómetros de la localidad de Juan José Castelli, se hará entrega de los títulos de tierras de la Reserva Grande con la presencia del gobernador Domingo Peppo y el presidente del Instituto Walter Ferreyra acompañado de autoridades del organismo. Este es un acontecimiento muy esperado por las familias aborígenes de la Reserva quienes esperan tener el título de sus tierras como una reparación histórica que "devuelve lo que le pertenecía en un principio a los pueblos originarios" como lo anunció el presidente del Instituto de Colonización, Walter Ferreyra.


La zona conocida como "Reserva Grande" ocupa una porción del extremo norte de la provincia del Chaco, tomando parte de Comandancia Frías y Fuerte Esperanza del Impenetrable chaqueño. La Reserva está conformada por 300 mil hectáreas, siendo ésta la más grande de Latinoamérica, en donde conviven etnias (Qom, Wichí, Mocoví) y criollos.
"Es un reparo histórico, impulsado por el gobernador Peppo, esperado por muchos pueblos originarios" agregó Ferreyra resaltando que es "un logro de esta gestión con un equipo que trabajó intensamente con el inmenso objetivo de la titularización de estas tierras, sellando así una deuda de años".


El Instituto de Colonización está trabajando en conjunto con el IDACH (Instituto del Aborigen Chaqueño), la Dirección de Catastro (Ministerio de Gobierno) y la comunidad en las ubicaciones de los espacios que están siendo titularizados.  “El traspaso legal y definitivo de estas tierras, con la documentación que corresponde y la mensura, constituye una reparación histórica a los pueblos originarios”, valoró el gobernador Domingo Peppo, quien además indicó que se trata de un trabajo que inició en la gestión de gobierno anterior con la consulta de las familias originarias.



La iniciativa de regularizar el territorio de las más de 300 mil hectáreas de Reserva Grande, a las comunidades Wichí, Qom y Mocoví, data desde el gobierno de Danilo Baroni. Luego de varios intentos fallidos, y con el objetivo de no repetir la situación de las hectáreas de la Meguesoxochi, distintas áreas del gobierno provincial realizaron un exhaustivo trabajo de campo para confeccionar un proyecto de titularización que incluye a las 3 etnias y además a los pobladores criollos que habitan en el lugar hace muchos años.

Superando las barreras de las consultoras internacionales, el gobierno provincial con sus propios recursos y el esfuerzo de profesionales del Estado, realizó las consultas públicas a las comunidades, quienes aprobaron el proyecto de subdivisión de tierras. La propuesta determina la división de mil hectáreas para cada comunidad, la desafectación de caminos, canal, anexos escolares, puestos sanitarios, la regularización de los pobladores criollos por parajes y la conservación del Parque Provincial de Fuerte Esperanza.